Civitur
Línea de separación
 
Mapa
 
ASOCIADOSCIVITUR
ALBERGUES Y CAMPING
ALIMENTOS ARTESANOS
APARTAMENTOS
ARTESANOS
ASOCIACIONES
BODEGAS
CAFETERIAS Y BARES
CASAS RURALES Y HOSTALES
DESTINOS TURISTICOS
HOTELES, HOSPEDERIA Y PARA ...
MUSEOS Y CENTROS DE INTERPR ...
RESTAURANTES
SERVICIOS TURISTICOS Y CULT ...
TIENDAS DE SERVICIOS
TRANSPORTES
 
Si desea realizar una búsqueda concreta y más directa, por favor selecciona un municipio.
 
MUNICIPIOS:
Ver todos asociados
 
MUNICIPIOS
 
 
 
  Asociados > MUSEOS Y CENTROS DE INTERPRETACION > EL CASTILLO DE SADABA
 

EL CASTILLO DE SADABA

Sadaba

SÁDABA

Telf: 699 425 834




Horarios

Miercoles a domingo: 10:00 a 13:00 y 17:00 a 19:00
(Lunes y Martes cerrado).

Situación

El castillo se Sádaba se alza sobre un pequeño cerro de la localidad del mismo nombre, en la comarca de Cinco Villas, a 90 kilómetros al norte de Zaragoza, y en la frontera con la provincia vecina, Navarra. Cerca a ella corre el río Arba, afluente del Ebro, uno de los principales ríos españoles. El castillo se localiza en un pequeño cerro y la villa estuvo en un principio a sus pies, pero en el siglo XV se trasladó al otro lado del río. Entre las localidades más próximas se encuentra Ejea de los Caballeros, renombrada población de carácter militar.

Historia

La zona de Sádaba se empezó a repoblar en el siglo XI. Un castillo más primitivo que el actual data del año 1125. Posteriormente, en 1158, pasó a manos de Don Pedro García. En 1215 el rey de Navarra, Sancho VII, lo incluyó en sus territorios por la proximidad de la localidad de Sádaba a su reino. Fue escenario de numerosas guerras. En el siglo XVI se mantuvo en buen estado pero se abandonó en los siglos siguientes.

Etimológicamente, Sádaba viene de Sabub, término de origen árabe que con el tiempo derivó en Sádaba. Por lo tanto, su nombre no es de origen latino, como se pudiera pensar, sino que su ascendencia se remonta a la época del dominio musulmán en la península Ibérica.

Descripción

El Castillo de Sádaba es de estilo bajomedieval con decoraciones claramente cistercienses (siglo XIII). Es atípico por la carencia de elementos defensivos, como la torre del homenaje o la muralla. No existe foso ni tampoco barrera. Las saeteras y los vanos son escasos y no posee matacanes. Sus únicas defensas son el grosor de sus muros, con sus torres cuadradas rematadas en almenas, y los adarves.

 

El recinto amurallado es de planta rectangular bastante regular, de 38 x 30 metros de lados, y ocupa una superficie de más de 1.000 metros cuadrados. Su altura uniforme y considerable. Presenta en torno a su patio siete torres también de planta rectangular y muy diferentes unas de otras, cuatro de ellas en las esquinas. La torre situada en la parte suroeste es un poco mayor que las restantes y es la que tiene la puerta de ingreso al recinto fortificado sin que por ello pueda considerarse como la del homenaje. Destacan la escasez de vanos y su remate en almenas rectangulares. En el patio de armas destaca el aljibe, de gran capacidad, con tres arcos apuntados que sostenían una bóveda que actualmente no se conserva. El castillo fue propiedad, durante algún tiempo, de la Orden de San Juan y así lo constata la cruz que aparece en una puerta de la Capilla del patio. Un estrecho camino de ronda atraviesa las torres, da entrada a una especie de zagúan descubierto por el que se accede al patio de armas, bastante extenso.

 

 

Ubicacion sobre el mapa

 
 
LISTADECORREO
 
Recibe en tu correo toda la info
de las Cinco Villas.
Introduce tu e-mail:
 
 
RESTODENOTICIAS