Civitur
Línea de separación
PRÓXIMOSEVENTOS

 
 

LA JOTA AYER Y HOY por la Compañía Zambra

Fecha: 11 Diciembre del 2010

Escrito por: Civitur

sabado, día 11 de diciembre, a las 9´30 noche

El próximo sábado, día 11 de diciembre, a las 9´30 de la noche y en el Teatro de la Villa tendrá lugar un espectáculo de jota cuya categoría y elegancia emocionará a quienes se animen a participar de él. No en vano, detrás de la Compañía Zambra y del espectáculo que titulan LA JOTA AYER Y HOY, están los nombres de Nacho del Río y Beatriz Bernad, dos divos de la jota que, además del dominio absoluto de la voz, tienen sensibilidad para interpretarla y sabiduría  para mostrarla en su pureza. Y por si fuera poco,  una  prestancia escénica que seduce al público con su sobriedad y su finura.

Y sobre el escenario, además de las voces de Nacho del Río y Beatriz Bernad, algo más que una rondalla, un conjunto instrumental dirigido por Alberto Gambino en el que se mezclan timbres de instrumentos clásicos (fagot, violín, viola y óboe) e instrumentos folclóricos  (bandurrias y laúdes) que le dan a la jota sonoridades más ricas y variadas.

A todo ello se une  la pareja de baile  formada por Alicia Guerri y Carlos Gil, que se alterna con los cantadores y que son todo gracia y rasmia.

 

LA JOTA AYER Y HOY es un espectáculo para difundir la autenticidad de la jota, una forma diferente  de reencontrarse y de entender algo muy nuestro que durante mucho tiempo se ha considerado un género menor. Y es que, efectivamente, la jota es un resorte cultural incuestionable que, sin embargo, en determinados círculos de modernidad  se rehusaba. Lo decía muy bien Joaquín Carbonell en una crítica sobre el espectáculo que hizo en El Periódico de Aragón:

 

“La jota siempre se ha llevado pésimo con la modernidad. Y tiene razón la modernidad, la jota se ha empeñado en recrearse en lo más pintoresco de nuestra personalidad, eso que tiene que ver con el baturrismo y sus secuelas”.

 

Pues les aseguramos que el espectáculo LA JOTA AYER Y HOY es un verdadero pacto entre la jota y la modernidad.  No se lo pierdan.